Biomasa

 Descubra el calor natural

 ¿Qué es?

La biomasa es toda materia orgánica de origen vegetal o animal, incluyendo los materiales procedentes de su transformación natural o artificial. Desde el punto de vista energético, la biomasa se puede aprovechar para producir energía eléctrica, calor y biocombustibles.

Climatizar con Biomasa, Biomasa para uso térmico

Una de las mejores aplicaciones de la biomasa es su uso en calefacción y producción de agua caliente en edificios, en especial los destinados a vivienda en grandes ciudades.

Actualmente, la mayoría de las aplicaciones térmicas en edificios o redes centralizadas con biomasa suponen un ahorro superior al 10% respecto el uso de combustibles fósiles, pudiendo alcanzar niveles aún mayores según el tipo de biomasa, la localidad y el combustible fósil sustituido.

Cabe destacar que las instalaciones de calefacción con biomasa son más seguras que una instalación de gasóleo o gas (al tratarse de un combustible sólido con bajo riesgo de explosión y de emisiones tóxicas). No obstante, existen algunas desventajas, como la necesidad de un silo de almacenamiento (mayor que los depósitos de combustibles líquidos) y la necesidad de retirar eventualmente las cenizas producidas y compactadas automáticamente por la caldera. Por ello, la opción con biomasa es especialmente recomendable para aquellos edificios que dispongan de calefacción de carbón, ya que pueden utilizar el mismo lugar de almacenamiento del combustible.

Ayudas económicas

 Además este tipo de instalación disfruta de diferentes ayudas e incentivos económicos para su puesta en marcha tramitados directamente por nosotros.

Solicite aquí más información