Energía Solar Térmica

Energía limpia y gratuita 

 

Energía solar térmica – Agua Caliente

La energía solar térmica se basa en la capacidad de conversión de la energía luminosa del sol en energía calorífica aprovechable en múltiples aplicaciones.

La transformación de la energía luminosa en calorífica se realiza por medio de unos dispositivos denominados colectores, que concentran e intensifican el efecto térmico producido por la radiación solar. Estos colectores utilizan la radiación solar para calentar un fluido (que, por lo general, suele ser agua) a una cierta temperatura. La temperatura alcanzada depende del diseño del colector y puede oscilar entre los 20ºC a varios millares. En este sentido, existen diferentes instalaciones en función de la temperatura que se aprovecha.

 

Principales aplicaciones

 Producción de agua caliente sanitaria (ACS), es una alternativa madura y rentable muy apropiada para este uso por los niveles de temperatura que se requiere alcanzar (40 y 45 ºC). Además, esta aplicación debe satisfacerse todo el año, por lo que la inversión en el sistema solar se rentabilizará más rápidamente que en el caso de otros usos solares como la calefacción (que tiene utilidad durante los meses fríos). Con esta alternativa se consigue cubrir el 100% de la demanda de ACS en verano y del 50 al 80% del total a lo largo del año.

Las principales aplicaciones de esta energía son: producción de agua caliente sanitaria (ACS), calefacción de edificios, calentamiento de piscinas, suministro de energía para bombas de calor, etc. Son los sistemas que mayor implantación tienen, ya que se basan en una tecnología completamente desarrollada y comercializada a todos los niveles y, además, son sistemas sencillos, silenciosos, limpios, sin partes móviles y con una gran vida útil.

¿Cuándo es obligatoria?

A partir del año 2006, desde la entrada en vigor del RD 314/2006 incluido en el CTE (Código Técnico de la Edificación), todas las viviendas de nueva construcción deberán disponer de instalaciones de energía solar térmica. Además es obligatorio en edificios a rehabilitar en los que exista una demanda de agua caliente sanitaria y/o climatización de piscina cubierta.

En el resto de viviendas, no es obligatorio pero sí recomendable, ya que la incorporación de estas instalaciones sirven para producir un porcentaje del agua caliente sanitaria entre el 30 y el 70% en función del emplazamiento del edificio y del consumo previsto.

Amplíe información sin compromiso

Si se está planteando la instalación de paneles para su edificio, no dude en contactar con nosotros y le asesoraremos encantados

Solicite aquí más información